Primeros Auxilios Psicológicos para intervenir con personas en Crisis Emocional

Publicado: agosto 6, 2010 en Uncategorized

Primeros Auxilios Psicológicos
para intervenir con personas en Crisis Emocional

Psicólogo Juan Carlos García Ramos

psicgarcia@yahoo.com.mx

Presentación

En la actualidad, la exigencia de ofrecer más y más servicios de salud mental ha llevado, a los profesionales de la psicología, a plantear nuevas formas de intervención, breves y rápidas, con el propósito de atender una demanda poblacional que se incrementa día a día. Considerando la escasez de personal competente para responder de manera inmediata y atingente una emergencia psicológica, se ha trabajado en la formación de personas que intervengan en momentos de crisis emocional, dando como resultado, el material que se describe.

Los Primeros Auxilios Psicológicos han tenido un proceso conceptual evolutivo y construccionista de poco tiempo. En la Ciudad de Santiago de Querétaro, Querétaro, desde el año de 1995 se han compilado diversos materiales y experiencias donde se procura la formación de especialistas que ofrezcan una intervención urgente y un tratamiento corto a personas que pasen por una situación emocional crítica. Las bondades del modelo propuesto permite ser utilizado, como primera ayuda emocional, por personas que no cuentan con una formación profesional en el área de la salud mental; esto es, por maestros, orientadores, personal del equipo de salud, padres de familia y jóvenes lideres. El procedimiento de ayuda, utilizado por este grupo poblacional, tiene sus delimitaciones  para proteger el mal uso del modelo y sólo se destacan elementos básicos para la primera ayuda emocional: Los Primeros Auxilios Psicológicos.

¿Teorías de las Crisis?

La teoría está basada en los trabajos de Lindemann y Caplan, posteriormente fueron ampliados, desarrollados y modificados por L Rapaport, N Parad, D Kaplan, Jacobson, M. Strickler y P. Sifineos. El modelo de intervención en crisis es planteado por Slaikeu, retomado por autores de la terapia cognitiva conductual de urgencia: Ruiz Sánchez, Imbernón González y Cano Sánchez. Actualmente conocemos los trabajos latinoamericanos sobre la psicología de emergencias y por el Centro de Intervención en Crisis de Jalisco (México) coordinado por el Mtro. José Francisco Gutiérrez Rodríguez. El presente texto es una actualización de dichos aportes, realizado para difundir los Primeros Auxilios Psicológicos en la Ciudad de Querétaro, a cargo del Psicólogo Juan Carlos García Ramos y Colaboradores.

De la escuela psicoanalítica se desprende la idea de que existe un equilibrio que involucra varias fuerzas y que mantiene la homeostasis ante la presencia de un conflicto psíquico.

Los aportes a la teoría de la Intervención en Crisis señalan que, los patrones de procesos psicológicos no son estáticos, sino que están en constante cambio desde que una persona nace hasta que muere. Estos procesos forman un continuo el cual puede ser comprendido más fácilmente si se hace un examen transversal en diversos puntos de éste.

De la escuela cognitivista se toman los conceptos del énfasis en las áreas fuertes y el potencial de crecimiento que tiene cada individuo.

Erick Erickson propuso el concepto de que la crisis no solamente contiene un potencial patológico sino que también es una oportunidad de crecimiento y desarrollo. De manera que, a la vez que la crisis representa un riesgo, también implica una oportunidad.

Las aproximaciones teóricas de Lindemann permitieron desarrollar las técnicas de Intervención en Crisis. Dichas aproximaciones se refieren al mantenimiento de la Salud Mental y a la prevención de la desorganización emocional; está basado en el estudio sobre una comunidad, en donde se observaron las reacciones y disturbios emocionales subsecuentes a determinados eventos sociales en situación de desastre. Lindemann y Caplan precisaron los aspectos más importantes de la Salud Mental : el estado del yo, la etapa de maduración en la que se encuentre y la cualidad de su estructura de personalidad. Así mismo, menciona que para evaluar dichos aspectos del Yo, es necesario basarse en las siguientes áreas:

1.-   La capacidad de la persona para tolerar el estrés y la ansiedad, sin perder el equilibrio.

2.-   El grado que tiene la persona para reconocer la realidad y enfrentar los problemas.

3.-   El repertorio de mecanismos que tiene la persona y que mantienen su equilibrio biopsicosocial.

Caplan propone que todos los elementos que componen la vida emocional de los seres humanos, pueden ser evaluados para efectos de prevención en Salud Mental. Las demandas materiales, físicas y sociales, así como las necesidades, los instintos y los impulsos del individuo, deben todos de considerarse determinantes de la conducta.

Estos puntos son las situaciones críticas que suceden durante la vida de una persona y que tienen el potencial de mejorarla o empeorarla. Una crisis es la respuesta a eventos peligrosos o amenazantes, y es vivida como un estado doloroso y de intenso sufrimiento. Es por esto que tiende a movilizar reacciones muy poderosas para ayudar al sujeto a aliviar su malestar y a recuperar el equilibrio o la situación que existía antes del inicio de la crisis. Si esto sucede, la crisis puede ser superada y además la persona aprende a emplear nuevas reacciones adaptativas que le pueden servir en el futuro. Además, es posible que al resolver la crisis, la persona madure a etapas superiores y se sienta con un mejor estado mental y emocional que el que tenía antes de la crisis.

¿Crisis Emocionales?

En determinado momento de la vida, de casi todos los seres humanos, se presentan una serie de sucesos que llevan a enfrentar un estado de crisis emocional, la  cual, de no ser resuelta adecuadamente, los ubicaría en riesgo de padecer graves problemas psicológicos y trastornos mentales. La intervención con el uso de Primeros Auxilios Psicológicos resulta tan atingente como la de un paramédico cuando procede a detener una hemorragia arterial y deja a posteriori, un tratamiento de recuperación de hemoglobina.

Una crisis es un estado temporal de trastorno y desorganización, caracterizado principalmente por una incapacidad del sujeto para manejar (emocional y cognitivamente) situaciones particulares, utilizando  métodos no acostumbrados para la solución de problemas y obteniendo un resultado radicalmente positivo o negativo.

Una persona que atraviesa por un estado de crisis se encuentra en una momento vitalmente importante para continuar el curso de su vida. No importa qué tipo de crisis sea, el evento es emocionalmente significativo y ha implicado un cambio radical en su vida. El individuo enfrenta un problema ante el cual sus recursos de adaptación, así como sus mecanismos de defensa usuales no funcionan satisfactoriamente. El problema rebasa sus capacidades de resolución y, por lo mismo, se encuentra en franco desequilibrio. Como resultado de todo esto la persona experimenta una mayor tensión y ansiedad, lo cual la inhabilita aún más para encontrar una solución.

La intervención a cabo por un profesional de la Salud Mental puede ofrecer una ayuda inmediata, administrando la dosis de medicamentos correctos y/o iniciando un trabajo terapéutico de reajuste mental. Con el propósito de restablecer el equilibrio emocional que preparé o evite tal tratamiento especializado, es necesario una primera intervención, generalmente, de una terapia breve cuyo principal objetivo es dar apoyo psicológico, ayudando a la persona en el preciso momento en que ésta lo requiere o solicita.

¿Qué es un estado de Crisis?

Es un momento de trastorno y desorganización (emocional, cognitiva y conductual), caracterizado principalmente por una incapacidad de la persona para manejar situaciones particularmente conflictivas, donde debiera utilizar los métodos acostumbrados para la solución de problemas y lograr un estado de adaptación.

¿Cuáles son las características de la Situación de Crisis?

Evento Peligroso:

Acontecimiento estresante, interno o externo a nuestro mundo personal, que ocurre en el curso de la vida, que inicia una serie reacciones en cadena. Los eventos pueden ser anticipados y predecibles o bien inesperados y accidentales.

Estado Vulnerable:

Tipo de reacción subjetiva ante el evento peligroso, la persona responde según sea su percepción del evento.

Factor Precipitante:

Eslabón entre los eventos causantes de la tensión y el estado vulnerable, convirtiéndolo en un estado peligroso lo suficientemente poderoso para iniciar la crisis, o bien puede ser un incidente sin importancia aparente

Estado de Crisis Activo:

El individuo se encuentra en estado de desorganización, la tensión excitante lo ha invadido, su proceso homeostático se desequilibro; la duración será de 1 a 4 horas; puede experimentar “visión en túnel”; exceso de actividad sin objetivo o inmovilización; alteraciones cognoscitivas, acompañado por preocupaciones o ideas distorsionadas por los eventos. Posteriormente se llega a un periodo de reajuste gradual y resignificación, reforzando mecanismos de afrontamiento y adaptación.

Agotamiento:

La persona puedo haber manejado efectivamente, y durante tiempo prolongado, la situación de emergencia pero llega a un punto de agotamiento en el cual no tiene más fuerza para afrontar la situación y sus mecanismos adaptativos “casi se desintegran”

Choque:

Un cambio repentino en el entorno de la persona provoca que las emociones sean liberadas de manera explosiva, lo cual incapacita los mecanismos de enfrentamiento. Como no existe un aviso previo que permita al individuo asumir el impacto, cae en estado de choque emocional.

¿Qué son los Primeros Auxilios Psicológicos?

Es la intervención psicológica en el momento de Crisis, entendiéndose como una ayuda breve e inmediata de apoyo y rescate a la persona para reestablecer su estabilidad emocional y facilitarle las condiciones de un continuo  equilibrio personal.

¿Cómo surge la técnica de los Primeros Auxilios Psicológicos?

Se construye a partir de un proceso teórico-técnico de trabajo multidisciplinario, el cual, incorpora las siguientes experiencias metodológicas:

l      El Modelo utilizado en el Centro de Intervención en Crisis (CIC), ubicado  en el Estado de Jalisco, México, y coordinado por el Mtro. José Francisco Gutiérrez Rodríguez.

l      La apertura del Centro de Intervención en Crisis Emocional (CICE) en la Ciudad de Santiago de Querétaro, Querétaro, México, coordinado el Psicólogo Juan Carlos García Ramos.

l      De las aportaciones de la  psicología de emergencia, difundida en la Unión Americana y en países de Latinoamérica.

l      La teorías de Lindemann y Caplan,

l      Conceptos ampliados, desarrollados y modificados por Rapaport, Parad, Kaplan, Jacobson,  Strickler y Sifineos.

l      El modelo de intervención en crisis planteado por Slaikeu.

l      Modificaciones a la teoría de la crisis por autores de la terapia cognitiva conductual de urgencia: Ruiz Sánchez, Imbernón González y Cano Sánchez.

¿Cuáles son los Objetivos de la Atención ?

·        Alivio en lo inmediato de los síntomas de reacción.

·        Restauración de un nivel de funcionamiento CASIC mínimo: (Cognitivo, Afectivo y Somático, Interpersonal y Conductual)

·        Cierta comprensión de los eventos precipitantes relevantes que condujeron al desequilibrio.

·        Identificación de los recursos de ayuda y rescate que se pueden utilizar: Personales, familia, profesionales, comunidad, etcétera.

·        Iniciar nuevas formas de Percibir, Pensar y Sentir lo hasta ahora sucedido,

·        Desarrollar habilidades de afrontamiento efectivo, autoestima, asertividad y solución de conflictos.

  • Dar seguimiento a la intervención o asegurar su atención especializada posteriormente.

Principios Clínicos de los Primeros Auxilios Psicológicos

Oportunidad:

Una ayuda terapéutica breve y de urgencia, con tiempo limitado, es el tratamiento que se elige en situaciones de crisis; el proceso de ayuda para que las personas puedan recuperar el equilibrio después de un incidente crítico puede tomar de 1 a 6 semanas (Caplan,1964). Puesto que la experiencia de crisis es un periodo de alto riesgo para la persona como para su familia, se requiere que la ayuda esté disponible de modo inmediato y en una ubicación de fácil acceso (puede ser en servicios de emergencia o en teléfonos de ayuda). El énfasis en la oportunidad se considera para reducir el peligro de respuestas violentas (autodestructivas) y, al mismo tiempo, para capitalizar la motivación del paciente para hallar un nuevo planteamiento para afrontar las circunstancias del suceso.

Metas:

Lo principal es ayudar a la persona a recuperar su nivel de funcionamiento emocional equilibrado, que tenía antes del incidente que precipitó la crisis, o potencializar su capacidad creativa para superar el momento crítico.

Valoración:

Es importante que la valoración abarque tanto la fortaleza como la debilidad de cada una de las áreas personales (CASIC) implicados en la crisis. La información acerca de qué está mal en la vida de una persona (como el desmoronamiento de la relación matrimonial) se complementa con la información acerca de qué es aún funcional (alguien, en un sistema red de amigos).

Intervención de Primer y  Segundo Momento

Podemos comenzar por describir los Primeros Auxilios Psicológicos, o  intervención en crisis de primera momento, que abarca la asistencia inmediata y de modo usual lleva sólo una sesión (encuentro interpersonal). Los Primeros Auxilios Psicológicos pretenden ofrecer apoyo emocional, reducir el peligro de muerte y enlazar a la persona en crisis con los recursos sociales de ayuda. Aún más, esto puede y debería ejecutarse por parte de las personas que perciban la necesidad en el momento y lugar en que aquella surge. Se puede instruir a los hijos, padres, maestros o estudiantes, del mismo modo, para que se den primeros auxilios físicos en situaciones de urgencia médica.

La intervención en crisis de segundo momento o terapia psicológica, se refiere a un proceso terapéutico breve que va más allá de la restauración del afrontamiento inmediato y, se encamina a la resolución de la crisis de manera que el incidente respectivo se integre a la trama de la vida en la persona alterada. El efecto que se desea para el individuo es que emerja listo y mejor preparado para encarar el futuro.

1ª. Intervención en crisis Primeros Auxilios Psicológicos

2da. Intervención en crisis Terapia Psicológica Breve

¿Por cuánto tiempo? De minutos a horas ¿Por cuánto tiempo? De semanas a meses.
¿Por parte de quién? Padres de familia, policía, clero, abogados, médicos, enfermeras, trabajadores sociales, maestros, estudiantes lideres,  supervisores, etc.) ¿Por parte de quién? Psicoterapeutas y Orientadores: psicología, psiquiatría, trabajo social, consejería pastoral, enfermería psiquiátrica, orientadores vocacionales, etc.)
¿Dónde? Ambiente informal: hospitales, iglesias, hogares, escuelas, lugar de trabajo, líneas telefónicas de urgencia, etc. ¿Dónde? Ambientes formal: clínicas, centros de salud mental, centros de día, consultorios, oficina escolar, etc.
¿Cuáles son las metas? Restablecer el equilibrio, dar apoyo de contención; reducir la mortalidad, rescate de eventualidades de riesgo y enlazar con recursos profesionales de ayuda. ¿Cuáles son las metas? Resolver la crisis, reelaborar y recolocar el incidente de crisis; ordenar el incidente a la trauma de vida; establecer la apertura/disposición para afrontar el futuro.

¿Cuál es el procedimiento?

La meta de los Primeros Auxilios Psicológicos es restablecer la homeostasis emocional. El objetivo es auxiliar a la persona a dar pasos concretos hacia el afrontamiento de la crisis, lo cual incluye el manejo adecuado de los sentimientos, el control de los componentes subjetivos de la situación y comenzar el proceso de solución del problema.

Existen Cinco componentes estratégicos de los Primeros Auxilios Psicológicos

1. Realizar contacto psicológico: Se define este primer contacto como empatía o “sintonización” con los sentimientos y necesidades de una persona durante su crisis. La tarea es escuchar cómo la persona en crisis visualiza la situación y se comunica con nosotros. A si mismo, se invita a la persona a hablar, y a escucharse, sobre lo sucedido (los hechos) y dar cuenta de sus reacciones (sentimientos y actitudes) ante el acontecimiento, estableciendo lineamientos reflexivos y sentimientos encontrados. Existen varios objetivos del primer contacto psicológico; el primero es que la persona sienta que se le escucha, acepta, entiende y apoya; lo que a su vez conduce a una disminución en la intensidad de sus ansiedades; el primer contacto psicológico puede servir para reducir el dolor de estar solo durante una crisis, pero en realidad se dirige a algo más que esto.

2. Analizar las dimensiones del problema: La indagación se enfoca a tres áreas: a) presente b) pasado inmediato y c) futuro inmediato. El presente hace referencias a “qué sucedió, cómo te sientes, qué piensas, qué puedes hacer” (como la muerte de un ser querido, el despido, el maltrato domestico, el abandono del cónyuge, el descubrimiento de una infidelidad, la discusión con un hijo adolescente, etcétera). El pasado inmediato remite a los acontecimientos que condujeron al estado de crisis y su indagación implica preguntas cómo: “quién, qué, dónde, cuándo, cómo”; El futuro inmediato se enfoca hacia cuáles son los eventuales riesgos para la persona y prepararse para las soluciones inmediatas.

3. Sondear posibles soluciones: Implica la identificación de un rango de soluciones alternativas tanto para las necesidades inmediatas como para las que pueden dejarse para después. Esto implica llevar o “acompañar” a la persona en crisis a generar alternativas seguido de otras posibilidades. Una segunda cuestión es la importancia de analizar los obstáculos para la ejecución de un plan en particular.

4. Iniciar pasos concretos: Implica ayudar a la persona a ejecutar alguna acción concreta. El objetivo es en realidad muy limitado: no es más que dar el mejor paso próximo, dada la situación. El interventor tomará un actitud facilitadora o directiva, según las circunstancias, en la ayuda al paciente para tratar con la crisis.

5. Verificar el progreso: Implica el extraer información y establecer un procedimiento que permite el seguimiento para verificar el progreso de ayuda. El seguimiento puede suceder mediante un encuentro posterior, cara a cara o por teléfono o correo electrónico. El objetivo es ante todo completar el circuito de retroalimentación o determinar si se lograron o no las metas de los Primeros Auxilios Psicológicos: el suministro de apoyo, reducción de la mortalidad y cumplimiento del enlace con fuentes de apoyo.

¿Qué SI hacer? y ¿qué NO hacer? en los Primeros Auxilios  Psicológicos:

1. Contactar

SI Escuchar de manera cuidadosa y refleja los sentimientos y la naturaleza de los hechos.

SI Comunicar aceptación.

NO Contar tu “propia historia”

NO Ignorar sentimientos o hechos

NO Juzgar, regañar o tomar partido

2. Dimensionar el problema

SI Plantear preguntas abiertas

SI Llevar a la persona a una mayor claridad

SI Evaluar la mortalidad

NO Depender de  preguntas de si/no

NO Permitir abstracciones continuas.

NO Soslayar las señales de “peligro”

NO Dar la razón del “problema”

3. Posibles soluciones

SI Alentar la lluvia de ideas

SI Trabajar de manera directa por bloques

SI Establecer prioridades

NO Permitir la visión de pasar por un túnel

NO Dejar obstáculos sin examinar

NO Permitir una mezcolanza de necesidades

4.Acción concreta

SI Dar un paso cada vez

SI Establecer metas  específicas de corto plazo

SI Confrontar cuando sea necesario

SI Ser directivo, sólo sí debes serlo

NO Intentar resolverlo todo ahora

NO Tomar decisiones que comprometan por largo tiempo

NO Ser tímido o prometer cosas

NO Retraerse de tomar decisiones cuando parezca necesario

5.Seguimiento

SI Hacer un convenio para recontactar

SI Acordar un segundo encuentro

SI Evaluar los pasos de acción

NO Dejar detalles en el aire o asumir que el paciente continuará la NO acción de plan por sí mismo

NO Dejar la evaluación a alguien más

Recomendaciones básicas para la atención de personas en estado de crisis por pérdida o  potencialmente autodestructiva.

ENFÓQUESE EN EL PROBLEMA. Cuando se esta desorganizado, el dolor y enojo predominan, por lo que su discurso es incoherente y distorsionado. Es necesario mantenerse en la catarsis emocional de lo que implica el problema.

VALORE LAS ÁREAS MÁS AFECTADAS. El proceso de Crisis comprende  manifestaciones en la estructura CASIC

IDÉNTIFIQUE LA PÉRDIDA. Los estados de dolor psíquico se relacionan, con mucha frecuencia, con una pérdida importante, entonces, se debe entender cual fue la pérdida y qué significado tiene para la persona; establecer lo que es bueno y malo (conveniente o inconveniente) de la situación.

NO CONFRONTAR O INTERPRETAR. No rechazar nada de lo que la persona diga, hasta que se establezca un vínculo de confianza importante, y el haber explorado todas sus opciones. Posteriormente, no de explicaciones complejas ni obligue a la persona a modificar su estado emocional. Eso lo hará sentirse culpable y desesperado.

MOTIVARLO PARA QUE SEA MAS PROPOSITIVO. Si el pensamiento de la persona es muy negativo o distorsionado, es necesario motivarle a la acción sencilla y clara, reforzando sus pequeños logros.

SUJÉTESE AL DESEO DE VIDA. En toda persona, aún con alto riesgo suicida, hay una parte que quiere vivir; es necesario enfocarse en esa parte. Cuando exprese que no hay nada por lo que quiera vivir, hay que decirle, que imagine que la detendría a cometer dicho acto. Intente crear un deseo inmediato de vida. Plantear alguna actividad para más tarde y para un día siguiente.

NO ENTRE EN DEBATE, NO DISCUTA. No contestar preguntas tales como: “Deme usted una razón para vivir”,  evitar comentarios idealistas.

SUGIERA OPCIONES POSIBLES. Ayude al individuo a encontrar metas y objetivos realistas. Provea cierto sentido de logro control sobre la situación y de como va a reaccionar ante dicha situación.

NO DÉ CONSEJOS DIRECTOS. Nunca se dan consejos directos ni se arma  sólo el rompecabezas. Guíe a la persona, busque posibilidades y dé opciones para su elección.

SEA PACIENTE. Establezca confianza y movilice sus recursos. Tenga conocimiento de los lugares o profesionales a los que pueda referir a las personas.

HAGA LAS 4 PREGUNTAS CLAVE:

¿Cuales son sus ideas relacionadas con su dificultad o problema?

¿Qué ha hecho usted para mejorar esta situación?

¿Qué es lo que ha impedido solucionar el problema?

¿Tiene usted alguien que le ayude a solucionar su problema?

DEJE QUE EL SUJETO ESTABLEZCA EL RITMO. No apresurar a la persona.

HABLE DE VARIOS TÓPICOS. En orden siempre en relación al problema.

NO PROMETA LO QUE NO ES POSIBLE. Ya que esto puede provocar que se pierda la credibilidad y la confianza.

USE SIEMPRE UN SENTIDO DE ESPERANZA. Ejemplo “Que otras cosa hay para Ud.” o “Que otras posibilidades tiene.”

MANTENGA LA CONVERSACIÓN. Enfocada en el o ella, evite las preguntas personales.

AL FINAL PIDA LOS DATOS. Al inicio la persona puede no haber querido proporcionarlos y probablemente al final coopere y pueda darlos.

ESTABLEZCA UN COMPROMISO DE BÚSQUEDA DE AYUDA. Dicho compromiso puede ser tan solo hacer una llamada telefónica, o bien acudir a alguna institución que le brinde la ayuda adecuada. Se intenta regresar el control de sus actos a la persona, así como la posibilidad de que reciba ayuda especializada.

EL PERFIL O ESTRUCTURA CASIC

Conductual. Actividades y conductas manifiestas. Patrones de trabajo, interacción, descanso, ejercicio, dieta (hábitos de comida y bebida), comportamiento sexual, hábitos de sueño, uso de drogas y tabaco; presencia de cualquiera de los siguientes: actos suicidas, homicidas o de agresión. Habilidades para resolver conflictos o salir de situaciones de gran tensión. Gama de conductas agradables (reforzantes) y desagradables (aversivas).

Afectiva. Emociones sentidas con más frecuencia. Sentimientos acerca de cualquiera de los comportamientos citados arriba; presencia de ansiedad, ira, alegría, depresión, temor, etc; adecuación, distorsión o negación de los afectos a las circunstancias. ¿se expresa o se ocultan los sentimientos?

Somática. Funcionamiento físico general, salud, enfermedades relevantes actuales y pasadas. Sensaciones placenteras o dolorosas experimentadas. Influencia del consumo de sustancias y alimentos Presencia o ausencia de tics, dolores de cabeza, malestares estomacales y cualquier otro trastorno somático; el estado general de relajación/tensión; sensibilidad de la visión, el tacto, el gusto, la percepción y el oído.

Interpersonal. Naturaleza (asertiva o conflictiva) de las relaciones con otras personas: la familia, los amigos, los vecinos, los compañeros de escuela o trabajo; identificación de síntoma sistémico; fortalezas y problemas interpersonales,  número de amigos, frecuencia del contacto con ellos y con los conocidos; Habilidades sociales, papel asumido con los distintos amigos íntimos (pasivo, independiente, líder, como un igual); estilo de la resolución de conflictos (asertivo, agresivo, aislado); estilo interpersonal básico (congeniante, suspicaz, manipulador, explotador, sumiso, dependiente)

Cognoscitiva. Manera de dormir y sueños diurnos y nocturnos usuales; representaciones mentales distorsionada acerca del pasado o el futuro; autoimagen; metas vitales y las razones para su validez; creencias religiosas; filosofía de la vida; presencia de cualquiera de los siguientes pensamientos: catastrofización, sobregeneralización, delirios, alucinaciones, hablarse a sí mismo de manera irracional, racionalizaciones, idealización paranoide; actitud general (positiva/negativa) hacia la vida. Expectativas sobre la terapia y atribuciones de cambio. Recuerdos, ideas e imágenes incomoda recurrentes.

Funcionamiento CASIC previo a la crisis.

Una breve historia acerca del desarrollo es necesaria, a fin de apreciar de modo completo la desorganización y el desequilibrio que sigue a un incidente precipitante particular, lo mismo si es un golpe severo aislado, como la pérdida de un ser querido o una relativamente menor es la gota que derrama el vaso después de una acumulación de tensiones.

La valoración de funcionamiento CASIC de la persona, inmediatamente anterior a la crisis incluye el énfasis en lo siguiente:

Los medios anteriores para enfrentar y resolver problemas

Los recursos personales y sociales más patentes

Las fortalezas y debilidades más notables en el funcionamiento CASIC

Conflictos irresueltos o asuntos inconclusos que pudieran reactivarse por el incidente

Relativa satisfacción o insatisfacción con la vida

La etapa del desarrollo previa a la crisis

Excedentes y carencias en cualquiera de las áreas de funcionamiento CASIC

Metas y estructuras vitales para lograr objetivos

Bondad del ajuste entre el estilo de vida y los suprasistemas familia, grupos sociales, la comunidad, la sociedad, instituciones

Otras tensiones anteriores al incidente

Los supuestos personales son la forma en que la persona da sentido y significado a su experiencia pasada, actual y expectativas futuras. Estos supuestos personales permanecen “inactivos o dormidos” a lo largo del tiempo en la memoria, y ante determinadas situaciones desencadenantes (p.e. una enfermedad física, un acontecimiento importante en la vida personal) se “activan o despiertan” y actúan a través de situaciones concretas produciendo a menudo determinados errores del pensamiento (distorsiones cognitivas) que a su vez se relacionan recíprocamente con determinados estados emocionales y conductas.

Las distorsiones cognitivas se expresan a través de las cogniciones de las personas (pensamientos e imágenes conscientes y preconscientes) que aparecen en las situaciones donde hay una intensa alteración emocional (p.e. ansiedad, rabia o depresión) y trastornos de conducta (p.e. conducta de escape fóbica o problemas de relación de pareja). A estas cogniciones se les denominan “pensamientos automáticos”

Funcionamiento CASIC durante la crisis.

El principal objetivo aquí es determinar (evaluar) el impacto del incidente precipitante en las cinco áreas del funcionamiento CASIC del individuo:

Conductual:

¿Cuáles actividades (acudir al trabajo, a la escuela, dormir, comer y así sucesivamente) han sido las más afectadas por el incidente de crisis?

¿Cuáles áreas no han sido afectadas por la crisis?

¿Cuáles conductas se han incrementado, fortalecido o dañado por la crisis?

¿Cuáles estrategias de afrontamiento se han intentado, y cual fue el relativo éxito/fracaso de cada uno

Afectiva:

¿Cómo se siente la persona con las secuelas del incidente de crisis? ¿Airado? ¿Triste? ¿Deprimido? ¿Aturdido?

¿Se expresan libremente los sentimientos o se mantienen ocultos? ¿Los sentimientos expresados son los adecuados en el manejo de la persona?

¿El estado afectivo da algunas claves como para la etapa de translaboración de las crisis?

Somática:

¿Existen molestias físicas asociados con el incidente de crisis? ¿Es esto una reactivación de problemas anteriores o es algo “totalmente nuevo”?

Si la crisis proviene de una pérdida física (pérdida de un miembro corporal, cirugía, enfermedad), ¿Cual es la naturaleza exacta de la pérdida, y cuáles son los efectos de ésta sobre otros funcionamientos del organismo?

¿Hay antecedentes de uso de drogas o sustancias que participan en el estado de crisis? ¿Requiere medicación alguna?

Interpersonal:

¿El impacto de la crisis de la persona sobre el inmediato mundo social de la familia y los amigos resulta adaptativo o se encuentra en franca desadaptación?

¿Es posible hacer uso de la red y de los sistemas sociales de ayuda?

Valorar la ayuda disponible de la familia o los amigos

¿Cuál es la actitud interpersonal que se adopta durante el tiempo de la crisis, por ejemplo, aislamiento, dependencia, etc.?

Cognoscitiva:

Las expectativas o metas vitales perturbadas por el incidente de crisis

Las reflexiones o pensamientos introspectivos usuales

El significado del incidente precipitante en la parcialidad y totalidad de la vida

Presencia de los “debería”, tales como “yo debería haber sido capaz de manejar esto”

Patrones ilógicos de pensamiento acerca de resultados inevitables

Los patrones usuales para hablarse a sí mismo

El estado del dormir

Imágenes de una fatalidad inminente

Fantasías destructivas

LOS CUATRO INDICADORES PARA RESOLVER CRISIS

TAREAS

Supervivencia física

Expresión de sentimientos

Dominio cognoscitivo

Adaptaciones conductuales/Interpersonales

ACTIVIDAD DE LA PERSONA EN CRISIS

1.        Preservar la vida (impedir el suicidio u homicidio)

2.        Mantener la salud

3.        Hacer uso de medicamentos

4.        Otorgar los Primeros Auxilios Psicológicos.

5.        Señalar tareas acerca de la nutrición, el ejercicio y la relajación

6.        Orientar sobre los cuidados físicos

7.        Expresar y reconocer los sentimientos relacionados con la crisis, de manera socialmente apropiada

8.        Explorar sobre el incidente de crisis, con atención particular sobre como se siente la persona acerca de distintos momentos de crisis.

9.        Instruir a la persona acerca del papel de los sentimientos en el funcionamiento psicológico global, y alentar modos apropiados de expresión.

10.   Elaborar una comprensión basada en la realidad acerca del incidente de crisis.

11.   Comprender la relación entre el incidente de crisis y las creencias de la persona, sus expectativas, asuntos inconclusos, ideas, sueños y metas para lo inmediato

12.   Adaptar/cambiar creencias, autoimagen y planes

13.   Reflexionar sobre el incidente de crisis y las circunstancias.

14.   Analizar los pensamientos previos a la crisis y las expectativas, planes y el impacto del incidente en cada una de estas áreas.

15.   Asistir a la persona en la adaptación de creencias, expectativas y al hablar de si mismo

16.   Confrontar el suceso de crisis con las potencialidades y limitaciones de la persona

17.   Procurar fortalecer o cambiar los patrones cotidianos de desempeño de un rol y las relaciones con las personas a la luz del (los) incidente (s) de crisis

18.   Reflexionar con el paciente los cambios que pueden requerirse en cada una de las áreas principales

19.   utilizar sesiones de terapia, asignaciones de tareas para la casa y cooperación de la red social para facilitar el cambio en cada área

20.   Instruir sobre el desarrollo de habilidades sociales, cognitivas y emocionales

APLICACIÓN DE LOS PRIMEROS AUXILIOS PSICOLÓGICOS A SITUACIONES DE RIESGO Y TRASTORNOS PSICOLÓGICOS

Depresión
Adicciones.
Trastornos Psicológicos por Adaptación a nuevas situaciones.

Enfermedades terminales, Accidentes,
Problemas de pareja y familiares.
Separación, divorcio, pérdida o duelo
Apoyo a víctimas de delitos sexuales.
Crisis del desarrollo o situacionales
Desarrollo infantil y adolescente.

Ideación y tentativa suicida.
Separación-individuación.

Manejo del estrés.
Estrés Postraumático

Reacción psicótica.

Despersonalización.

Disfunción sexual.

Violencia intrafamiliar.
Epilepsia, Sida, Cáncer

Depresión.                   Estrés.

Angustia.                     Pánico

Duelo.                          Fobia.

Adicción.                      Manía

Factores de protección

Capacidad del individuo para afrontar su propia existencia. Supone simplemente asumir la realidad vital y encararla con todas sus consecuencias.

Conciencia de llevar el “timón de vida” de su propia realidad y no de los acontecimientos.

La reflexión constante de deseos y anhelos que lleven por el rumbo hacia un destino apetecido.

Saber por sí mismo que es lo correcto y lo incorrecto en cada circunstancia.

Procurar establecer, concretar y controlar lo que se tiene que hacer y lo que se tiene que pensar.

Autonomía de ideas.

Capacidad para la vida afectiva y para el goce.

Construcción adecuada de la identidad personal.

Aptitudes y  habilidades laborales y lúdicas.

Factores  de riesgo

Limitación en el ejercicio de la libertad interna necesaria.

Priorizar necesidades innecesarias sobre las necesidades básicas.

Baja tolerancia a la frustración.

Autoestima dañada.

Construcción distorsionada de ideas.

Comunicación asertiva deficiente.

BIBLIOGRAFÍA

1.      Agonía, Muerte y Duelo. Lorraine Sherr. Ed. Manual Moderno.  México 1992.

2.      Ayuda breve y de emergencia. Martha Patricia Duarte Sánchez. COVAC, México 1992.

3.      Conceptualización General de la Víctima-Victimario y Sumario Jurídico. Venus María Castellón y Castellón. Editorial Universidad Autónoma de Querétaro. México 1995.

4.      Control emocional y salud mental. Merril F. Raber y George Dyck. Editorial Trillas. México 1991.

5.      Cuadernos sobre el comportamiento humano, No. 3 “La emoción” “La agresividad”, y No. 10 “La crisis de la pareja” “Divorcio”. Joan Corbella Roig. Editorial Folio, España 1994.

6.      Documento: “Acciones de Prevención en depresión y suicidio”. Juan Carlos García Ramos. En elaboración.

7.      Documento: Guía para los miembros de la Clínica IMPPA. Raquel Rodosh de Heiblum. Instituto Mexicano de Psicoterapia Psicoanalítica para Adolescentes.

8.      El arte de morir, el arte de vivir. Ensayos sobre Desarrollo Humano. Ezequiel Nieto-Cardoso. México 1996.

9.      El arte de separarse.  Giusti, Eduardo. Editorial Alambra, México 1988.

10.  El poder de la persona. Carl Roger,  Ed. Manual Moderno, México 1990.

11.  El Sexo que se calla. Diana Sullivan Everstine y Louis Everstine. Editorial Pax México. México 1997.

12.  En búsqueda de soluciones (un nuevo enfoque en psicoterapia). W. Hudson O´Hanlon y M. Weiner Davis, Ed. Paidós, España 1990.

13.  Es Amor o es Adicción?. Brenda Schaeffer. Editorial Patria.

14.  Intervención en Crisis. Karl A. Slaikeu. Editorial Manual Moderno. México 1988.

15.  Intervención en las crisis. Gómez del Campo, José Francisco. Editorial Plaza y Valdés. México 1994.

16.  La comunicación (una experiencia de vida). Loreto García Muriel, Ed. Plaza y Valdés, México 1994.

17.  La diversidad de las emociones. Olbeth Hansberg. Editorial fondo de Cultura Económica.

18.  La pareja infiel. Herbert Strean. Editorial Pax-México.

19.  Manual de Capacitación: “Como mejorar la Autoestima y la Asertividad “. VII Jornada Universitaria para la Salud Mental , Universidad de Guadalajara. Noviembre 1996.

20.  Manual de Psicoterapia Intensiva. El proceso terapéutico. Centro de Intervención en Crisis. Guadalajara, abril 1997.

21.  Manual Diagnóstico y estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-IV). Editorial Masson. España 1995.

22.  Manual: Centro de atención sociojurídica a víctimas de Delito Violento. Estela del Carmen Ruiz Camacho.  VI Encuentro de Instituciones que brindan apoyo psicológico por teléfono.

23.  Manual: Curso Taller “Intervención en Crisis”. Una Alternativa en el Tratamiento de Urgencias Psicológicas. MC. S.P. Francisco José Gutiérrez Rodríguez, Colegio de Profesionales de la Psicología del Estado de Jalisco, A.C.

24.  Manual: Programación Neurolinguistica. Universidad de Guadalajara.

25.  Manual: VII Jornada Universitaria para la Salud Mental “Detección, manejo y prevención de crisis emocionales”. Guadalajara, noviembre de 1996.

26.  Manuales de seguridad ciudadana: “Evite ser víctima de secuestro” y “Evite ser víctima”. José Luis Trueba Buenfil y José Luis Trueba Lara. Editorial Promesa. México 1997.

27.  Material: Repercusiones psicosociales del estrés postraumático en una población de Damnificados de las explosiones en Guadalajara.

28.  Neuropsicofarmacología. Víctor Uriarte. Editorial Trillas, México 1988.

29.  Niños maltratados (Diagnóstico y Terapia Familiar). Stefano Cirillo y Paola Di Blasio, Ed. Paidós, España1991.

30.  Prevención y Psicoanálisis. Cecilia Moise. Editorial Paidós. México 1998.

31.  Problemas del campo de la salud mental. Cía Ricón, Silvia Di Segni y Colaboradores. Editorial Piados. Argentina 1991.

32.  Psicoterapia psicoanalítica focal y breve. Lluis Farre y Monserrat Martínez, Ed. Paidós, España 1992.

33.  Red de redes.  Nora Debas, Elina. Editorial Paidós, México 1991.

34.  Revista REDES No. 5. “Intervención en crisis con menores en riesgo”. Charo Ventosa Villagrá y Magdalena Pola Maseda. Editorial Paidós. México 1999.

35.  Terapia del abuso sexual. Michael Durrant y Chevyl White. Editorial Gedisa, Barcelona 1993.

About these ads
Comentarios
  1. Licenciada buenas tardes, al leer este articulo por asi nombrarlo me he dado cuenta que como psicologos o estudiantes de psicologia muchas veces pasamos por alto algunos aspectos que son muy importantes.
    Y es interesante saber de que manera intervenir en diferentes situaciones y lugares y ante distintos hechos que se presenten…
    Gracias por la informacion que comparte con nosotros…

  2. gracias por publicar un articulo de este tipo, puesto que a nosotros como estudiantes nos ayuda mucho y es una forma de conocer mas…

  3. Jocelyn Vieyra Matias dice:

    maestra me ha salvado la vida jeje, con este documento aprendi a usar el metodo CASIC bueno lo entendi mejor porque no le entendia; ya logre realizar la historia clinica de mi sujeto.
    gracias por cada enseñanza que me ha dado.

  4. Aderly Samanta Hernández Piña dice:

    Hola Licenciada, los articulos que ha publicado son muy interesante y gracias a ellos nos podemos dar cuenta de la funcion del psicologo en el area clinica, y asi mismo me causa inquietud el saber y conocer las prebas psicometricas que existen.

    Gracias por la informacion que comparte con nosotros, es de suma importancia para nuestro crecimiento profesional

    • Rosaura Miranda Serrano dice:

      hola licenciada, la información es buena, ahorita lo del CASIC nos esta sirviendo, ya que estamos haciendo el historial de un sujeto con el que estamos trabajando, y con esta información podemos hacer y entender lo que se debe hacer con el CASIC, y que significa. así mismo el que entendamos cual es la función del psicologo clínico y cual es su intervención ante pacientes con diferentes crisis.

      esta muy bien que nos apoye mandadonos información como esta porque nos facilita un poco el tener que andar sufriendo en ocasiones el buscar en paginas de internet que ni alcazo, al menos estamos seguros que con esto que nos proporciona es más que segura la inform.

  5. julio eduardo alcántara sánchez dice:

    es muy bueno el artículo ya que ahorita estamos viendo este tipo de contenido en la unidad de aprendizaje Integración de Diagnóstico Psicológico. quisiera saber si azulpapiro aun funciona porque este tipo de artículos seria buenos que los publicarán alli seria un acceso más en nuestra formación como psicólogos.

  6. DIANA JAZMÍN ESCAMILLA GARCIA dice:

    Eata forma de intervencón es en los tiempos actuales la que todos los profesionales de la salud mental deberian utilizar, pues en la crisis social que estamos viviendo así como las demandas que como mseres humanos debemos cubrir para formar parte de ella en un termino de normalidad son muchas, y esta ayuda permite tener un poco bajo control aquellas siutuaciones que en un tiempo determinado terminan conduciendo a las personas a una despersonalizacón conduciendonos a enfermedades mentales para evadir la realidad.

    seria bueno que se tomara esta forma de intervención para formas programas de prevención donde se proporciones estrategias para sobrellevar los cambios del estado emocional.

    En general me parecio muy adecuado el articulo para conocer más sibre nuevis campos de investigación que se pudieran abrir con base en esta forma de ayuda.

  7. Anayeli Fernández Linares dice:

    Hola:

    Lic. este tema es de gran ayuda, porque cuando terminemos de estudiar, el aprendizaje que obtenemos de mil copias y apuntes son solo las experiencias de la práctica y artículos como este nos ayuda para conocer y, estar del lado del px, conocer y saber atender su necesidad de primer momento y como lo menciona el artículo “preservar la vida” de la persona, sin juzgar sus actos.

  8. LIZBETH dice:

    Que tal Lic. Aymara la verdad este tipo de articulos en su blog destacan por su relevancia, gracias por compartir de su conocimiento a traves de un medio como este, eso habla mucho de su profesionalismo, gracias por que sus lecturas nos ayudan a conocer temas que tal vez por un momento no se estudian mucho y si se hace no es a profundidad y tan explicito, Felicidades por su Blog!!!

  9. Gloria Analleli Iturbe Valdés dice:

    Buenas Noches
    Licenciada Aymara, por este medio, le envió una cordial felicitación por el artículo publicado sobre los Primeros Auxilios Psicológicos, es muy interesante y de gran enseñanza, le doy las gracias por compartir con nosotros temas de gran relevancia en nuestra carrera.
    Cabe mencionar que en la actualidad se está observando en nuestro país diversas problemáticas en diferentes ámbitos que han traído consecuencias significativas en las personas debido a esto, se deben conocer nuevas formas de intervención para brindar apoyo psicológico a los individuos que lo requieren.

  10. MONICA TORRES ROMERO dice:

    El artículo es bastante amplio y tiene puntos importantes, lo cual todo psicólogo y estudiante debe saber, sin embargo, hay algunos profesionales de la salud que dejan de lado varios de los pasos que se comentan aquí. Es necesario que este tipo de enseñanzas se den desde los primeros semestres. Además de que la información es precisa y entendible.

  11. EZEQUIEL LÓPEZ FUENTES dice:

    Buenos días Lic. Aymara
    Agradezco por las aportaciones de su blog, este tema me pareció muy importante, ya que durante mi estancia en el penal tuve que enfrentarme a situaciones de este tipo, sin embargo no tenía la información necesaria para poder llevar a cabo el proceso de intervención de la mejor manera a personas en crisis, me da mucho gusto encontrar información de Psicología Clínica, ya que cada día me doy cuenta de que es un área muy amplia y en la cual puedo investigar y ser parte de la misma. Agradezco la publicación de este artículo, si bien no lo sé del todo, la información que contiene, me deja una alta gama de herramientas para poder llevar a cabo una recopilación de datos del funcionamiento CASIC, manejo y desarrollo de la intervención en crisis, entre otras herramientas que me servirán de ayuda y retomare en mi proyecto de tesis.
    P.D. Gracias por ser parte de mi formación profesional.

  12. ANAYELI LOPEZ LEGORRETA dice:

    hola lic. me parecio un articulo o tema interesante por que creo que la informacion es mey buena para que la vea los psicologos y otros profesionales la cris emocional a primeros auxilios es importante aplicarla se cual la area en la que te vallas a especializar.

  13. Luis Enrique Lopez Serrano (505) dice:

    Es de gran importancia que los maestros tengan sitios como estos para poder analizar y adquirir un aprendizaje mas amplio en este caso enfocado a la psicologia clinicacon casos y articulos tan interesantes para realimentar y fortaleser nuestro conocimiento, por su atención y dedicación MUCHAS GRASIAS.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s